viernes, 16 de noviembre de 2012

Pérgolas de Cristal


Indiferentes en estructura a las pérgolas normales, las pérgolas de vidrio o cristal, si bien cumplen la misma función básica que las demás, tiene un toque de distinción de libro de cuentos sin igual.



A través de ellas podemos ver en toda su magnitud la belleza de un cielo estrellado a la noche, o disfrutar de una intensa lluvia viendo caer el agua por las transparentes paredes mientras dentro disfrutamos de un delicioso aperitivo.



Sea cual fuere nuestra decisión, en caso de ser una pérgola de vidrio, debemos tener en cuenta que los cristales deben ser laminados, porque están expuestos de forma horizontal a la caída de objetos del cielo, por tanto, de no estar laminados, una simple granizada puede arruinar nuestro hermoso lugar de descanso.



Por otra parte, la conjunción más correcta de materiales, entre soporte y paneles es el aluminio. Nada mas acorde para la realización de una pergola de vidrio que un armazon en aluminio. Este par de materiales, conservan una línea pura y liviana de materiales y permiten elaborar un espacio por demás armónico.

Sin embargo, podemos si así lo deseamos, estructurar en madera y luego utilizar el vidrio como paneles, todo es cuestión de gustos.



En el caso de usar madera, debemos recordar que debe ser tratada con barniz al agua (previamente tratada con autoclave). Esto le dará una protección extra, que deberíamos renovar año a año sobre la superficie.


 
En el caso del aluminio, debemos tener un mantenimiento, pero notan exigente como la madera, ya que se trata de un metal que soporta muy bien la corrosión del ambiente, cubriéndose el mismo de un aceite protector que evita la corrupción de los agentes climáticos sobre su superficie. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario